El Impuesto al sol, el gran muro de contención de la energía solar

Desgraciadamente este otoño se ha caracterizado por sufrir en todo el país una gran sequía, que no se producía desde la década de los noventa. Una gravísima noticia que ha dado lugar que en la mayoría de ciudades del país día tras día luzcan días soleados y temperaturas superiores a los 20 grados.

España es sin lugar a dudas el país europeo con más horas del sol al año, pero lamentablemente la inversión en energía solar es escandalosamente inferior al resto de nuestros vecinos europeos.

Países como Gran Bretaña, cuyo clima es reconocido por todos por sus numerosos días lluviosos, invierte en energía solar mucho más que nuestro país, con condiciones climatológicas mucho más desfavorables que las nuestras. Una sinrazón que todavía muchos no acertamos a entender.

En el año 2015 el ministro de Industria y Energía aprobó un real decreto que regulaba el suministro y la producción de electricidad mediante el propio consumo. Una medida que favorecía (y favorece) a las grandes empresas eléctricas. Este decreto causó muchísima controversia, hasta el punto de contar con la reprobación del resto de partidos del parlamento.

Por otra parte, la Comisión Europea ha fijado el objetivo a todos los países de la Unión Europea el objetivo de aumentar el porcentaje de la energía consumida en 2030 sea de fuentes de energía renovables, hasta llegar a la simbólica cifra mínima del 27 % del total de energías consumidas.

Desde Autoconsumo RDS esperamos que el problema que existe en nuestro país se solucione lo más rápido posible e impere el sentido común. En un país como el nuestro, donde gozamos de tantas horas de sol al año parece impensable que no seamos capaces de aprovecharlo a través de las energías renovables.