El impuesto al sol es avalado por la Unión Europea

En la última entrada de nuestro blog hablábamos a nuestros lectores sobre el gran problema al que nos enfrentamos todos aquellos que apostamos por el uso de energías renovables en el ámbito doméstico, el dichoso impuesto al sol, que obliga a pagar un extra en la factura de la luz a todas aquellas personas que apuesten por el autoconsumo eléctrico en sus hogares.

Esta semana hemos conocido una noticia que nos da más fuerzas a todos para seguir luchando contra esta incongruencia, una noticia que en nuestra opinión no tiene razón de ser y que choca frontalmente contra el sentido común. El Consejo de Ministros de la Unión Europea da su visto bueno al impuesto al sol que aplica el Gobierno de España en nuestro país. Se trata de una aprobación que difiere totalmente del objetivo planteado por la propia Unión Europea hace menos de dos años.

Refrescamos la noticia de la última entrada de blog para que hagan memoria nuestros lectores: la Comisión Europea fijó el objetivo para todos los países miembros de aumentar el porcentaje de energías renovables con respecto al total de energías consumidas hasta una cifra mínima del 27% del total para el año 2030. Dar el visto bueno a medidas como las que se instauran en nuestro país no creemos que sea el mejor camino para llegar a ese objetivo.

Pese a todo, hay motivos para la esperanza. A principios del próximo año los máximos representantes del Ministerio de Energía de los países de la Unión Europea se reunirán para renegociar la regulación del autoconsumo. La entrada al gobierno de nuestro país vecino Francia del presidente Macron (fiel defensor del autoconsumo y del uso de las energías renovables) abre una puerta a la esperanza para que por fin impere el sentido común.