Instalación de placas solares: Respetemos el medioambiente

El continuo aumento en el precio de la factura de la luz, ligado a una mayor concienciación de forma generalizada con el respeto por el medio ambiente ha provocado que cada vez más empresas y particulares se planteen la posibilidad de instalar placas solares fotovoltaicas, pudiendo así producir su propia energía.

Pese a los amplios beneficios que suponen estas instalaciones, se han impuesto restricciones que han frenado su atractivo, como por ejemplo el impuesto al sol, del que hemos hablado en entradas previas. Aún con todas estas restricciones, muchos usuarios concienciados con la necesidad de apostar por energías renovables son firmes al responder si merece la pena apostar por la instalación de placas solares para el autoconsumo.

Beneficios Medioambientales de la instalación de Placas Solares

Generalmente, uno de los primeros factores que tiene en cuenta la mayoría de personas interesadas en la instalación de estos sistemas es el dinero. Pese a las restricciones expuestas, la instalación de paneles solares para el autoconsumo permite reducir de forma significativa la factura eléctrica mensual, además de la dependencia de la red pública.

Afortunadamente, la sociedad ha evolucionado y trata de combatir los problemas sociales y medioambientales. El impulso de políticas medioambientales y de Responsabilidad Social Corporativa por parte de las empresas, así como de concienciación por parte de los ciudadanos, ha favorecido que el interés por estos sistemas no sólo se deba a motivos económicos.

La energía solar es uno de los mejores ejemplos posibles de energía renovable: No contamina, la recibimos de forma abundante y es inagotable. Te interesará saber que, por cada 100 KW de potencia solar instalada se evita la emisión anual de 75.000 kg de CO2. Además, la energía solar no provoca ningún tipo de contaminación acústica. Además, todos los elementos que componen las placas son completamente recuperables y reciclables.

Por lo tanto, las razones que explican por qué la energía solar es la solución ideal para favorecer la reconstrucción de la capa de ozono y frenar el cambio climático son numerosas y obvias.