Las empresas Españolas quieren cumplir los objetivos de energías renovables de la Unión Europea

Pese a un pequeño aumento experimentado en 2017, España sigue descolgándose del impulso que están viviendo los países de la Unión Europea. El impuesto al sol, del que ya hemos hablado en otras ocasiones, ha supuesto un muro difícil de derribar para empresarios y particulares que no entienden la necesidad de frenar las energías renovables, en vez de ofrecer incentivos a quienes quieren preservar el medioambiente.

En este contexto, es realmente llamativo ver como países como Alemania, con muchas menos horas de sol que España para producir energía solar, instaló en 2017 doce veces más. Afortunadamente, el continuo aumento en el precio de la factura de la luz, ligado a una mayor concienciación de forma generalizada con el respeto por el medio ambiente ha provocado que cada vez más empresas y particulares se planteen instalar placas solares fotovoltaicas, independientemente del impuesto al sol.

El objetivo marcado por la Unión Europea en las últimas reuniones parlamentarias establece un objetivo de alcanzar un 20% de producción de energía renovables en 2020 y se estima que para la siguiente década, los países europeos deberán lograr que el 35% de su energía esté generada por la industria de las renovables. Actualmente, 11 estados miembros ya cumplen ese objetivo e incluso algunos países, de nuevo con muchas menos horas de sol que España, que ya están cumpliendo los objetivos marcados para 2030, como por ejemplo Suecia, Finlandia, Letonia, Austria y Dinamarca.

Sin embargo, no hace falta irse tan lejos. Nuestros país vecino, Portugal,cuyas condiciones climáticas son prácticamente idénticas a las de España, ya ha logrado alcanzar un 27% de energía producida por la luz solar. En España, de momento, no llegamos al 17%.

Las empresas españolas si quieren apostar por las energías renovables

A pesar de las regulaciones impuestas, empresas punteras españolas del sector de la construcción, grandes distribuidores como El Corte Inglés o importantes bancos como Bankia, han decidido apostar por utilizar energías renovables.

Bankia, por ejemplo, va a recibir energía 100% renovable para abastecer 2.398 puntos de suministro, entre edificios centrales y sucursales, con un consumo anual de más de 87 GWh.

De hecho, aunque parece más una utopía que una realidad, el objetivo en España de las empresas de energías renovables es ser autosuficientes en 2040 generando el 100% de la electricidad de forma renovable. El tiempo dirá.